Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

El distanciamiento social en los niños

Publicado
noviembre 1, 2021
Temas
Apoyo familiar

Debido a la reapertura de las escuelas, será necesario que los estudiantes se adapten a las medidas de distanciamiento social y físico al relacionarse con sus compañeros. Estos son algunos consejos para lograrlo:

Converse sobre los motivos de por qué debe hacerlo:

  • Si los niños comprenden por qué es necesario tomar precauciones, como el distanciamiento social, podrán entender la importancia y tratar la situación con más seriedad.
  • Destaque los beneficios colectivos como protegerse y proteger a los demás de COVID-19. Expliqueles que respetar las medidas preventivas nos ayudará a volver a la normalidad.
  • Según las necesidades del niño, tal vez solo necesite decir que todos queremos sentirnos bien y saludables. Explícales que, en ocasiones, podemos enfermarnos si estamos muy cerca. Practicar el distanciamiento social nos mantiene protegidos a nosotros y a las personas que nos rodean. También puede hablar sobre los gérmenes y sobre cómo se transmiten, incluso si no aparentamos estar enfermos.
  • Con los estudiantes más grandes, se pueden compartir más detalles sobre el virus mediante videos o artículos periodísticos. El objetivo es informar a los niños sobre la gravedad de la pandemia sin provocar demasiado estrés, por lo que deberá considerar qué es lo más apropiado para ellos.

Demuestre y practique el distanciamiento social:

  • Asegúrese de que los niños entiendan el concepto de distanciamiento social, que significa que se deben mantener a 6 pies de distancia con respecto a los demás en todos lados, como si estuviéramos alrededor de una burbuja grande. Puede ser útil hacer una demostración con imágenes o con dibujos, y mostrar cómo se vería en una clase o en los pasillos de la escuela.
  • Asegúrese de que comprendan qué es una distancia de 6 pies. Para reflexionar sobre la diferencia entre CERCA y LEJOS, utilice videos divertidos como este de Plaza Sésamo. Luego, encuentre un aspecto relevante o interesante para sus niños que se pueda usar para comparar. Por ejemplo, puede utilizar una bicicleta para adultos, un delfín o que tan largo es un carro del metro como referencia. Esto les permitirá recordar algo concreto y visual.
  • ¡Practiquen! Aplicar el distanciamiento social de manera repetida ayudará a que se convierta en un hábito. Por ejemplo, durante una caminata, tanto usted como el niño pueden concentrarse en mantener una distancia de 6 pies en todo momento. También puede convertirlo en un juego. Diviértanse nombrando los objetos de la habitación en voz alta: la primera persona que se ponga a 6 pies de distancia gana.

Haz un plan para diferentes situaciones:

  • Preparar a los niños para mantener distanciamiento social en distintas situaciones puede ayudarlos a reducir el estrés y a tomar decisiones rápidas sobre cómo mantenerse seguros. Considere lo siguiente:
    • Hablar sobre actividades que normalmente se pueden realizar a más de 6 pies de distancia.
    • Enumerar las cosas que al niño le gustan hacer y que generalmente requieren estar cerca de sus amigos, como saludarse, jugar o conversar. Luego, piense en soluciones específicas. Por ejemplo, si al niño le encanta abrazar a sus amigos, pueden crear un paso de baile, un saludo a distancia o un “abrazo en el aire” como alternativa. Déjelos divertirse y ser creativos.
    • Prepararlos para saber qué hacer si otro estudiante no respeta su espacio o el distanciamiento social. ¿Qué puede hacer o decir el niño en estas situaciones? Puede pensar en las respuestas o acciones que puedan ayudar al niño a sentirse más tranquilo en el momento. También pueden hablar sobre la presión social, como por ejemplo qué hacer si un amigo o un compañero te hace romper las reglas del distanciamiento social.
    • ¡Más práctica! Cuando ya tenga un plan, póngalo en práctica. Tenga en cuenta que algunos comportamientos, como abrazarse, chocar los cinco (high fives) o los juegos de contacto, son actos espontáneos que requerirán práctica y reflexión para poder evitarlos.

Ofrezca estímulos y recompensas:

  • Trate al distanciamiento social como a cualquier otra conducta deseada: cuando el niño la aplique, felicítelo y ofrézcale un premio. Además, agradézcale por ayudar a mantener la salud de los demás y por contribuir al bien común.
  • Promueva el distanciamiento social hasta que se convierta en un hábito. Tal vez puede identificar algún objeto de interés para el niño, como una película o un juego de mesa, que podrían recibir si respetan el distanciamiento social.

Esté atento a este nuevo hábito:

  • Considere crear una rutina para hablar diariamente sobre cómo logró mantener distanciamiento social en la escuela. Como persona a cargo del cuidado, querrá asegurarse de que se respeten los procedimientos y las reglas sanitarias en la escuela, sin que el niño se sienta estresado o ansioso al respecto. Crear una rutina de este tipo, en lugar de hacer preguntas, puede ayudar a que la conversación se sienta normal y evitar que produzca temor o estrés.
  • Contacte a NYC Well y reciba ayuda para sobrellevar la pandemia de COVID-19

Tenga paciencia:

  • Al reabrir las escuelas, el niño puede enfrentarse por primera vez a la tentación de acercarse demasiado a sus amigos. Esto ocurrirá en algún momento, ya sea por accidente o adrede. Es normal que los niños pongan a prueba los límites que se les imponen. En ocasiones, incluso los adultos piensan que “fue solo una vez” o que “no es para tanto”. Cuando esto ocurra, vuelva a hablar sobre la importancia del distanciamiento social, planifique qué se hará de otra manera la próxima vez y sigan con su día. Si esta es la nueva normalidad, debemos encontrar la manera de manejar el estrés durante la pandemia de COVID-19. Las precauciones que tomamos, como el distanciamiento social, reducen los riesgos y los daños, pero es imposible eliminarlos por completo, así que haga lo mejor posible.
  • Si está preocupado porque ocurrió un contacto cercano, realice una prueba de PCR. Pueden tomar pruebas de manera periódica como medida preventiva. Tenga en cuenta que la espera de los resultados puede demorarse. Para obtener más información sobre las pruebas, visite nyc.gov/covidtest. Elija español en “translate” en la esquina derecha por arriba.