Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

Consejos para manejarse en lugares sensorialmente no amigables

Publicado
octubre 26, 2021

Para los niños con problemas sensoriales, habrán momentos en los que visitarán lugares donde se sentirán incómodo y que no son sensorialmente amigables. Aquí le brindamos algunos consejos para ayudar a su hijo a saber llevar estos momentos:

  • En lo posible, visite lugares aptos para familias. Muchos de estos lugares ya tienen adaptaciones especiales para niños con discapacidades y son sensibles a los sentidos.
  • Revise el sitio web de estos lugares. Puede encontrar qué servicios disponibles tienen y que pueden ser de mucha utilidad como arriendo de coches (strollers), un mapa de lugares amigables a los sentidos, audífonos que bloqueen ruido, espacios tranquilos y opciones de alimentación.
  • ¡Prepárese y luego, prepárese aún más! Las historias sociales, las listas o los horarios visuales son buenas maneras de ayudar a su hijo para que sepa qué esperar.
  • Prepare un bolso de viaje con un juguete, aparato y merienda preferida de su hijo. La idea es incluir todo aquello que permitirá que su hijo se sienta tranquilo y cómodo.
  • Si su hijo es sensible a los ruidos fuertes, un par de auriculares con reducción de ruido puede ayudarlo a calmarse.
  • Vista a su hijo con ropa de colores vivos y tómele una foto antes de salir de casa. Esto es importante sobre todo si su hijo suele deambular. Póngale una pulsera de identificación, una etiqueta en los zapatos o un GPS. El objetivo es que sea más fácil encontrarlo si se extravía. Hasta puede poner luces pequeñas en el bolso de su hijo para que sea más fácil verlo en una multitud.
  • En lo posible, viaje con otro adulto que pueda brindar apoyo adicional. Un segundo par de manos y ojos puede marcar la diferencia.
  • Llegue temprano para evitar multitudes y filas largas. Cuando visite lugares como el zoológico, solicite una Tarjeta de Asistencia para el Visitante en la entrada. Esto le permitirá evitar largas filas. Otros lugares en la ciudad pueden ofrecer algo similar. Al llegar, pregunte en Atención al Cliente para recibir ayuda
  • Sea flexible y tenga un plan B. Esté listo para irse antes de lo anticipado si su hijo se siente agobiado, sobreestimulado o si tiene un colapso nervioso. ¡Siempre puede regresar! Quizás llegó en tren, pero si su hijo tiene un berrinche, considere una manera alternativa de regresar a casa como taxi, Uber o caminando, si es posible.