Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

Audiencia de supervisión del Comité Mixto sobre la reapertura y los estudiantes con discapacidades

Publicado
octubre 23, 2020
Tipo
Testimonio

Queremos agradecer a los Comités de Educación y Salud Mental, Discapacidades y Adicciones del Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York por la celebración de esta importante audiencia de supervisión sobre la reapertura de las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York (New York City, NYC) y su impacto en los estudiantes con discapacidades. Me llamo Lori Podvesker y soy la Directora de Políticas de INCLUDEnyc. Durante casi 40 años, INCLUDEnyc (anteriormente conocido como Recursos para Niños con Necesidades Especiales) ha ayudado a familias de la ciudad de Nueva York (New York City, NYC) a explorar los complejos sistemas de apoyo y servicios de educación especial.

Aunque reconocemos los esfuerzos del Alcalde y del Canciller para devolver a 1.1 millones de niños a las aulas durante una pandemia mundial de salud pública, una crisis económica y una agitación civil y emocional, testificamos hoy con gran urgencia para que la Alcaldía dé prioridad a la educación de casi 300,000 estudiantes con discapacidades entre 3 y 21 años de la ciudad de Nueva York ahora mismo, y a largo plazo, por lo menos durante los próximos 10 años mientras nuestra ciudad se recupera de la COVID-19. 

Aunque la COVID-19 y el aprendizaje a distancia y mixto han perturbado la vida de todos los estudiantes y sus familias, los estudiantes con discapacidades han sido los más afectados por estas interrupciones. Los cambios en las rutinas y la pérdida de instrucción, apoyos y servicios presenciales han puesto obstáculos adicionales a una educación de calidad en un sistema que antes de la pandemia ya estaba fallándoles a nuestros estudiantes. La pandemia ha exacerbado en gran medida la brecha de rendimiento que ya existía entre los estudiantes de educación general y los estudiantes con discapacidades. 

La primavera pasada, cuando la pandemia llegó por primera vez, y el aprendizaje a distancia estaba en marcha para todos los estudiantes del sistema escolar, los padres de estudiantes con discapacidades se convirtieron en maestros de educación especial, terapeutas del lenguaje, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, consejeros de salud mental y la principal fuente de interacción para sus hijos. Los padres debían asumir estas funciones mientras sobrevivían día a día y mantenían a sus familias y a ellos mismos sanos, protegidos, con vivienda, alimentados y vestidos, al tiempo que mantenían su empleo.  Eso si tenían la suerte de tener un trabajo o mantener un trabajo existente con todas las nuevas y competitivas prioridades. 

Uno de los padres dijo: “Comprar comida, pagar el alquiler, internet y la electricidad [y] tratar de que mi hijo no se angustie por lo que está sucediendo son mis mayores desafíos en este momento”. Y otro padre afirmó: “Quiero que mi hijo aprenda realmente algo y que los terapeutas cumplan los mandatos en vez de decirme, delante de mi hijo, que los servicios eran opcionales”.  Casi 8,000 padres y profesionales acudieron a INCLUDEnyc en busca de información y apoyo entre marzo y septiembre, lo que representa un aumento del 200 % este año con respecto al anterior durante el mismo período.

Muchas familias sienten que sus hijos no están aprendiendo y denuncian un retroceso en sus conocimientos y habilidades debido a la falta de acceso a maestros de educación especial calificados, instrucción especializada y servicios relacionados. Otras familias siguen esperando las evaluaciones iniciales a distancia o presenciales. Las familias también se han puesto en contacto con nosotros porque sus hijos aún no tienen un dispositivo que funcione o un servicio de internet constante para acceder a su escuela y a sus clases.  

La comunicación entre las escuelas y el Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York (NYC Department of Education, NYCDOE) y las familias es insatisfactoria. La información escolar, como los horarios, el acceso a las plataformas de aprendizaje en línea de la escuela o los nombres y la información de contacto del maestro y los terapeutas de su hijo no se comunican de forma constante. La información del Departamento de Educación (Department of Education, DOE) central no se da de manera oportuna, incluida la información sobre el transporte y el momento de la reapertura de la escuela. Y muchas familias que no hablan inglés no reciben comunicaciones en su lengua materna. 

También hemos visto un aumento en el número de llamadas de familias de los estudiantes que asisten a los programas del Distrito 75 y de profesionales que buscan información sobre programas residenciales para estudiantes que de otro modo permanecerían en casa.

A consecuencia de estos persistentes problemas de educación especial, recomendamos que el Departamento de Educación y la Alcaldía:

  • desarrollen un plan realista para contratar más maestros de educación especial con licencia y proveedores de servicios relacionados antes del 31 de marzo de 2021;
  • creen centros municipales para evaluaciones in situ y servicios relacionados;
  • reevalúen a cada estudiante con un Programa de Educación Individualizada (Individualized Education Program, IEP) antes del 31 de diciembre de 2021;
  • publiquen cuatro veces al año los datos de las escuelas sobre la puntualidad y la realización de las evaluaciones de educación especial y todos los servicios y apoyos de educación especial que el IEP exige; 
  • proporcionen a los padres más apoyo y capacitación sobre instrucción especialmente diseñada y aprendizaje en línea, apoyos del comportamiento, alfabetización digital y derechos educativos.
  • den a conocer mejor los mecanismos que tienen para que las familias puedan tratar problemas de educación especial con el personal de niveles superiores, como llamar al 311 o enviar un correo electrónico a specialeducation@schools.nyc.gov; 
  • mejoren el acceso universal a la banda ancha;
  • proporcionen capacitación y apoyo a los educadores del Distrito 75 sobre la instrucción que toma en cuenta en el trauma para estudiantes con discapacidades del desarrollo. 

Si la Alcaldía no toma medidas inmediatas, tememos que las implicaciones contribuyan a que una generación de estudiantes neoyorquinos con discapacidades luche injustamente el resto de sus vidas con habilidades inadecuadas de alfabetización, desempleo, encarcelamiento, falta de vivienda, vivienda, salud mental y capacidad para socializar adecuadamente. 

Gracias por tomarse el tiempo para considerar estos importantes asuntos. Esperamos colaborar con usted para mejorar la equidad y el acceso de todos los estudiantes con discapacidades en la ciudad de Nueva York. 

Presentado respetuosamente, 

Lori Podvesker

Directora de Políticas de Discapacidad y Educación