Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

Audiencia de Supervisión sobre las necesidades de los estudiantes con discapacidad en la era COVID

Publicado
noviembre 18, 2021
Tipo
Testimonio

Nos gustaría agradecer al Comité de Educación del Ayuntamiento de Nueva York por realizar esta importante audiencia de supervisión sobre las necesidades de los estudiantes con discapacidades en la era COVID. Mi nombre es Lori Podvesker y soy la Directora de Políticas de Discapacidad y Educación de INCLUDEnyc. INCLUDEnyc es la fuente principal de información para los jóvenes de 0 a 26 años con discapacidades diagnosticadas o si se sospecha que tienen una discapacidad, sus padres y los profesionales que los apoyan. Hemos ayudado a las familias de la ciudad de Nueva York a navegar por los complejos sistemas de apoyo y servicios de educación especial durante casi 40 años.  

Agradecemos al Alcalde y al Canciller por su liderazgo en la reapertura segura de las escuelas, y la creación de un riguroso plan de recuperación académica para todos los estudiantes este otoño, pero testificamos hoy, una vez más, con gran urgencia para que la Alcaldía dé prioridad a la educación de casi 300,000 estudiantes con discapacidades de 3 a 21 años en la ciudad de Nueva York en este momento. Le instamos a mantener ese compromiso durante los próximos años, ya que nuestra ciudad sigue recibiendo ayudas adicionales de la fundación del Estado de Nueva York y fondos federales a través de la Ley del Plan de Rescate Americano de 2021 y otros paquetes de estímulo. 

Antes de la pandemia, había desigualdades conocidas por todos desde hace mucho tiempo dentro de nuestros sistemas escolares públicos, incluyendo una brecha de acceso y rendimiento entre los estudiantes de educación general y los estudiantes con discapacidades en la ciudad de Nueva York. Para el grupo de 2016, había una diferencia del 32% en la tasa de graduación de cuatro años de agosto entre estos dos grupos de estudiantes. 

COVID sólo empeoró los problemas existentes para los estudiantes que reciben apoyo y servicios de educación especial. De marzo de 2020 a septiembre de 2021, muchos estudiantes con discapacidades no recibieron una educación de calidad porque no pudieron acceder de manera consistente a la tecnología, a las evaluaciones de educación especial a tiempo y a los servicios relacionados exigidos por el IEP, o a la instrucción especializada, ya sea a distancia o en persona. Muchos estudiantes retrocedieron académicamente durante este tiempo. 

Apreciamos el plan general de recuperación académica de la ciudad y específicamente su iniciativa de servicios de recuperación de la educación especial. Sin embargo, la ciudad recientemente retrasó la fecha de inicio de estos servicios para los estudiantes identificados como más necesitados hasta el 6 de diciembre de 2021. Es inaceptable que la Ciudad continúe retrasando los servicios vitales para los estudiantes con discapacidades a los que tienen derecho legalmente y que inicie los servicios de recuperación de la educación especial casi tres meses después del comienzo del año escolar.

La intersección de estos servicios adicionales de educación especial y la forma en que los estudiantes recibirán los servicios perdidos (compensatorios) no es clara. Instamos a este comité a que aclare cómo los estudiantes que reciben servicios adicionales de educación especial y sus familias estarán protegidos por la ley federal de educación especial, la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA), ya que estos servicios no están financiados por los mismos mecanismos. Los servicios del Plan de Recuperación Académica (ARP) son para complementar los servicios del IEP, no para sustituirlos. Además, las familias deben saber cómo pueden conseguir que se recuperen todos los servicios perdidos (compensatorios) relacionados con la pandemia para su hijo.

Además, durante el verano pasado, la Ciudad lanzó una nueva iniciativa en respuesta a la pandemia, denominada Summer Rising. Estaba abierta a todos los estudiantes y era una combinación de actividades académicas, recreativas y sociales. Sin embargo, muchos estudiantes con discapacidades no pudieron acceder a estas actividades debido a la falta de apoyo adecuado, del programa y del personal. Mientras que muchos otros, especialmente los estudiantes con IEPs de 12 meses con recomendaciones de programas especializados de la ciudad (Distrito 75), no podían participar debido a que la ciudad no proporcionó servicios de autobús escolar al final del día desde los programas de enriquecimiento hasta los hogares de los estudiantes. Después de que pasaron unas semanas de Summer Rising, la Ciudad anunció reembolsos de viajes para los estudiantes con discapacidades y los estudiantes que viven en viviendas temporales. Pero era demasiado tarde para muchas familias elegibles que habían hecho planes de verano desde hace mucho tiempo y / o no podían recoger a su hijo del programa a las 6 PM cada día. Esto no estaba en consonancia con la orientación del Departamento de Educación de EE.UU. que establece que los estudiantes con discapacidades deben ser incluidos y tener un acceso equitativo a todos los programas financiados por ARP.

Nos preocupa que la historia pueda repetirse de nuevo. La Ciudad aún no ha dado a conocer los detalles sobre cómo se proporcionará el transporte a los estudiantes que reciben servicios de recuperación de la educación especial. Es injusto que la Ciudad y las escuelas pidan a las familias que se comprometan a que su hijo reciba estos servicios cuando no se sabe si los servicios se prestarán a distancia, en persona, y si se prestarán servicios de transporte. Por lo tanto, la Ciudad necesita comunicarse con las escuelas y las familias en este momento si las opciones de transporte alternativo hacia y desde estos programas estarán disponibles, o si los estudiantes con discapacidades pueden recibir estos servicios en una escuela diferente, si su escuela actual no puede o no va a proporcionar estos servicios o programas. 

También queremos destacar la persistente escasez de personal. Esto incluye puestos de trabajo en la escuela, tales como maestros certificados de educación especial, proveedores de servicios relacionados, enfermeras, trabajadores sociales y consejeros de transición. También hay una escasez de conductores de autobús, asistentes y paraprofesionales del transporte. Nuestros niños necesitan a todas estas personas para tener acceso a sus apoyos y servicios de educación especial obligatorios, y para que puedan progresar en su educación. 

Gracias por tomarse el tiempo de considerar estos importantes asuntos. Esperamos colaborar con ustedes para mejorar la equidad y el acceso de todos los estudiantes con discapacidades en la ciudad de Nueva York. 

Respetuosamente, 

Lori Podvesker

Directora de Política de Discapacidad y Educación