Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

Audiencia de supervisión del presupuesto preliminar del NYCDOH para el año fiscal 2022

Publicado
marzo 15, 2021
Tipo
Testimonio

Queremos agradecer a los Comités de Salud Mental, Discapacidades y Adicciones y de Salud del Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York por la celebración de esta importante audiencia de supervisión conjunta sobre el presupuesto preliminar de la Alcaldía para el año fiscal 2022.  Me llamo Lori Podvesker y soy la Directora de Políticas de INCLUDEnyc. Durante los 38 años pasados, INCLUDEnyc (anteriormente conocido como Recursos para Niños con Necesidades Especiales) ha ayudado a cientos de miles de familias de la ciudad de Nueva York (New York City, NYC) a explorar los complejos sistemas de apoyo y servicios de educación especial.

Aunque reconocemos la respuesta de la Alcaldía ante la crisis de salud pública, económica, humanitaria y de salud mental durante el año pasado, también testificamos hoy para instar al Concejo Municipal a mantener el financiamiento de la Iniciativa de Concienciación sobre el Autismo. Muchas familias con niños que están dentro del espectro autista estaban muy necesitadas antes de la pandemia y viven en vecindarios históricamente desatendidos. Pero ahora más que nunca necesitan ayuda. Sin este recurso, las familias no podrían acceder a, o conectarse con, la atención, los servicios, el apoyo o la comunidad que cambian la vida.  

Aunque la COVID-19 ha perturbado radicalmente la vida de todas las familias y jóvenes de la ciudad de Nueva York, los niños que están dentro del espectro autista y sus familias han sido los más afectados por estas interrupciones. Los cambios en las rutinas, los horarios y el entorno, junto con la pérdida de evaluaciones presenciales, servicios, instrucción, socialización y apoyo en el hogar desencadenaron desafíos extraordinarios para estas familias que ahora cuidan de sus hijos a tiempo completo en casa. Muchas familias vieron y siguen viendo una regresión en aspectos de sus hijos que ya eran difíciles, como comportamiento, comunicación, capacidad de aprendizaje y bienestar emocional general. 

En la ciudad de Nueva York viven decenas de miles de niños que están dentro del espectro autista menores de 21 años. Según el Informe de educación especial de noviembre de 2020 del Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York al Concejo Municipal, de acuerdo con la Ley Local 27, más de 22,000 estudiantes de 5 a 21 años están clasificados con autismo. Hay otros miles de menores de 5 años con diagnóstico de autismo y muchos más que todavía no tienen un diagnóstico o no se los ha clasificado con autismo y que siguen esperando a ser evaluados inicialmente como consecuencia de la pandemia.

El 80 % de los niños en edad escolar con autismo son latinos, negros o asiáticos, que son las familias más afectadas por la actual pandemia.  Uno de cada cuatro niños que están dentro del espectro autista no ha recibido alguno o ninguno de sus servicios de educación especial obligatorios desde marzo pasado. Y según el más reciente Informe de gestión del Alcalde (septiembre de 2020), hubo un descenso del 27 % de nuevos niños de entre 0 y 3 años que recibieron servicios del Programa de Intervención Temprana durante los primeros cuatro meses del año fiscal 2021 en comparación con el mismo período del año fiscal 2020.

En 2020, y con mucho agradecimiento al Concejo Municipal, INCLUDEnyc fue el mayor beneficiario de esta iniciativa. Casi 4,500 familias de la NYC con un niño que está dentro del espectro autista asistieron a uno de nuestros talleres, grupos de apoyo para padres o eventos en 2020. Proporcionamos asistencia directa a 500 padres de niños en edad escolar clasificados con autismo y 1,000 familias asistieron a nuestro evento Indoors for Autism (Autismo en espacios cerrados) en mayo. 

Gracias a nuestro trabajo, pudimos ayudar a familias con niños con autismo, a través de las siguientes acciones:

  • Resolver problemas para acceder a ayudas de emergencia para sus hijos y para ellos mismos.
  • Gestionar mejor el comportamiento de sus hijos en casa.
  • Conectarse con recursos de salud mental.
  • Reducir el aislamiento social.
  • Comprender la información de toda la ciudad y de las escuelas. 
  • Defender los derechos educativos de sus hijos.
  • Solicitar servicios a domicilio y en la comunidad a través de la Oficina para Personas con Discapacidades del Desarrollo del estado de Nueva York.
  • Acceder a la atención infantil y a algún tipo de relevo.

Mientras nuestra ciudad comienza a recuperarse económicamente y a curarse emocionalmente de la pandemia, las vidas de los jóvenes con autismo y sus familias cambiaron para siempre.  Las necesidades de nuestras familias para este próximo ejercicio fiscal serán tan intensas como en el anterior.  Los padres están agotados y los niños están desvinculados debido a la falta de un año completo de acceso a servicios presenciales constantes, educación y entornos motivadores y de apoyo.  

Lo instamos a que restablezca por completo la Iniciativa de Concienciación sobre el Autismo de $3.2 millones. Sin este financiamiento no hay otros sistemas de servicios públicos donde las familias puedan obtener este tipo de apoyo. Proporcionará el apoyo emocional y mental que los padres necesitan para mantener el esfuerzo, la fortaleza, la paciencia y el amor que se les exige para criar a sus hijos con éxito. 

Gracias por tomarse el tiempo para considerar este importante asunto. Esperamos colaborar con ustedes para mejorar la equidad y el acceso de todos los jóvenes con discapacidades en la ciudad de Nueva York. 

Atentamente,

Lori Podvesker

Directora de Políticas de Discapacidad y Educación