Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

Preparación para el trabajo

Publicado
noviembre 2, 2021
Temas
Representación, Trabajo, Vida adulta

Empiece temprano

La preparación para el trabajo puede comenzar mucho antes de que un joven comience a averiguar y postular a puestos de trabajo. A continuación, se muestran algunas formas de comenzar.

  • Piense sobre tipos de carreras o trabajos que parecen interesantes o emocionantes.
  • Investigue trabajos de interés y hable con personas que están actualmente en campos de trabajo similares.
  • Identificar fortalezas y áreas de mejora, y considera cómo esta información puede impactar sus intereses profesionales.
  • Cree un curriculum y considere lo que podría ser útil resaltar antes de buscar empleo (por ejemplo: experiencias, habilidades, experiencia en voluntariado).
  • Participe en entrevistas simuladas para practicar cómo responder, cómo hacer buenas preguntas y ganar confianza durante entrevistas. Consulte la hoja de consejos de INCLUDEnyc sobre cómo prepararse para una entrevista aquí.
  • Identifique y practique cómo pedir adaptaciones que podrían ser necesarias en el trabajo. La Red de Adaptación Laboral ofrece una serie de adaptaciones en el lugar de trabajo que puede usar como referencia.
  • Averigue sobre programas de empleo que brinden orientación y apoyo profesional individualizado a personas con discapacidades.
  • Aprenda sobre la importancia de la autopresentación, incluida la higiene, código de vestimenta, puntualidad y comportamiento apropiado.

Busque pasantías y oportunidades de voluntariado en la escuela y en su comunidad. Revise nuestra hoja de consejos para conocer más sobre las oportunidades laborales.

Adaptaciones

La mayoría de los empleadores tienen la obligación legal de ofrecer servicios y adaptaciones a personas con discapacidades. Si un joven anticipa que puede necesitar apoyo una vez en el trabajo, debe estar preparado y dar soluciones prácticas. Algunos problemas y soluciones frecuentes son:

  • Asistencia para minimizar las distracciones: uso de auriculares con cancelación de ruido o pedir un espacio de trabajo lejos de áreas ruidosas y concurridas.
  • Apoyo con concentración: divida las tareas en partes pequeñas o pida que le asignen una tarea a la vez.
  • Apoyo durante el día laboral: solicite descansos adicionales.
  • Soporte con las multitareas y administración del tiempo: reúnase regularmente con un supervisor para priorizar las asignaciones. Mantenga una lista diaria de tareas pendientes, una agenda o un calendario para no perder el foco.
  • Apoyo con interacciones sociales: pida que una persona sea su mentor que lo ayude con los desafíos o preguntas que surjan en el trabajo.
  • Apoyo para recibir comentarios del supervisor/evaluaciones de trabajo: pida que le den comentarios para identificar claramente tanto las fortalezas como las áreas donde puede crecer. Solicite tiempo para revisar y procesar los comentarios recibidos.

Para más información sobre cómo pedir o recibir adaptaciones en el lugar de trabajo, visite este enlace.

Apoyo

La preparación para el empleo también incluye que los jóvenes aprendan formas de mantener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida cotidiana. Esto puede incluir la identificación de los apoyos disponibles y la implementación de estrategias para garantizar que se cree un espacio para divertirse también. A continuación, compartimos algunos consejos:

  • Una vez empleado, un joven puede optar por compartir información sobre su discapacidad, especialmente en el caso de que pida adaptaciones en el trabajo. Deben conocer sus derechos, incluido a quién debe contarle y qué debe contar.
  • Identifique personas con las que pueda contar (familiares, un amigo cercano o un mentor) si surgen inquietudes relacionadas con el trabajo.
  • Considere buscar asesoramiento y/o terapia, que pueden ser una forma útil de hablar sobre problemas o ansiedades relacionados con el trabajo.
  • Practique el autocuidado, asegurándose de participar en actividades fuera del trabajo. Esto podría incluir:
    • Pasar tiempo con amigos o familiares.
    • Participar en actividades sociales y recreativas en la comunidad.
    • Crear un espacio personal que permita un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida cotidiana.
  • Manténgase enfocado en los beneficios que un trabajo le da: seguridad financiera, independencia y satisfacción personal.