¡Únase a nosotros en la Feria INCLUDEnyc 2023! Regístrese ahora

IncludeNYC logo

Con una llamada, encontré mi voz

Publicado
abril 7, 2022
Tipo
Voces de la comunidad

“Llama a INCLUDEnyc, allí ayudan a los padres”. Esa es la primera cosa que oí sobre INCLUDEnyc cuando buscaba ayuda para mi hijo de 9 años, Juan Luis. Fue un alivio poder conseguir apoyo para él. Juan Luis tiene autismo y siempre ha tenido dificultades con los cambios, así que cuando las escuelas cambiaron a las clases a distancia no sabía cómo apoyarlo. Empecé a tener problemas con su comportamiento. Se distraía en sus clases online y había muchos problemas tecnológicos. No sé muy bien cómo manipular las computadoras, a veces la conexión no era buena y mi hijo simplemente no se podía concentrar. Creo que cuando empezó la pandemia, la gente no se dio cuenta del tiempo que los padres iban a dedicar a estas clases virtuales, especialmente para los niños con discapacidades y para los padres con inglés limitado. 

Cuando a mi hijo le ofrecieron un cupo en un programa de verano, sabía que el cambio no iba a ser fácil. Su lugar estaba en un sitio totalmente diferente al de su escuela e inmediatamente Juan Luis empezó a decirme “sólo quiero ir a mi escuela normal”. Me di cuenta de que mi hijo no estaba recibiendo el apoyo que necesitaba en este programa de verano ni en su escuela, así que decidí buscar un lugar más adecuado. Fue entonces cuando el programa de verano de mi hijo me dio el número de la Línea de Ayuda de INCLUDEnyc. Me puse en contacto con la educadora familiar Johanna de INCLUDEnyc. La señora Johanna me ha ayudado mucho a prepararme para las reuniones con las maestras de mi hijo que han tenido problemas con su comportamiento en el salón. La señora Johanna me hizo sentir que podía ayudar y ser parte del plan de comportamiento y averiguar lo que estaba sucediendo. Su apoyo me ayudó a entender cómo puedo ayudar mejor a mi hijo. He visto un gran cambio en Juan Luis desde esa reunión. Sé que puedo contar con INCLUDEnyc, me siento segura y tengo el apoyo para orientarme y saber qué hacer con mi hijo.

Todavía estamos buscando una nueva escuela, pero mientras tanto, mi hijo está siendo supervisado y recibe recursos adicionales para lidiar con su comportamiento. He aprendido a preguntar por mejores capacitaciones para las maestras para que sepan cómo se presenta el autismo en diferentes niños y cómo hacer que las transiciones sean menos difíciles. Tener información clara es muy importante cuando se lucha por los derechos de su hijo. INCLUDEnyc me ha ayudado a saber que tener bajo nivel de conocimiento, no significa que no tengo derechos. 

Estoy muy contenta de haber recibido el número de la Línea de Ayuda de INCLUDEnyc. Ahora doy el número a cualquier padre que conozca que tenga un hijo con discapacidad. Con la esperanza de que reciban ayuda como yo y de que ningún otro niño sea ignorado cuando todo lo que necesita es apoyo adicional. Les digo que a veces no encuentro las palabras adecuadas para defender a mi hijo y que INCLUDEnyc me ha ayudado a elaborar los mejores planes para él. Sólo espero que otros padres puedan encontrar su voz como yo.