Bienvenido a la comunidad INCLUDEnyc y a nuestro nuevo sitio web. Conócelo

IncludeNYC logo

La embajadora de INCLUDEnyc

Publicado
julio 16, 2021
Por
Alma Parris-Cochrane
Tipo
Voces de la comunidad
Una mujer esta comiendo con su familia. Esta sonriendo en una manera cariñosa.

A través de mi viaje con INCLUDEnyc y todos los recursos que he recibido, también he crecido como representante de la comunidad de personas con discapacidad. Nací en el Caribe, donde revelar una discapacidad no era común, así que cuando supe que tenía dislexia, me dieron ganas de aprender a luchar por mí y por mis seres queridos. Más tarde, cuando supe que mi hija tenía dislexia y autismo, comencé a luchar aún más.

Es difícil conseguir programas y servicios de calidad para personas con discapacidades. La mayoría de las personas, como yo, a menudo confían en las recomendaciones de amigos o solo tienen acceso al apoyo de la escuela. Cuando mi primo me contó sobre una feria de recursos para educación especial, no podía esperar para ir. ¡Resulta que era la feria anual de INCLUDEnyc! Llegó a mi vida en un momento en que acababa de asumir la custodia de mi nieto, quien tiene autismo y una discapacidad intelectual, y necesitaba ayuda. Me sentía abrumada por la idea de criar a un niño con discapacidades, pero una vez que asistí a la feria me sentí lista para conquistar el mundo. En la feria de INCLUDEnyc hice muchas preguntas, aprendí mucho y obtuve todo tipo de folletos e información. Diez años después, todavía me encanta la feria de INCLUDEnyc, ¡la espero todos los años!

Sé que los trabajadores de INCLUDEnyc siempre están listos para ayudar: desde brindar orientación a través de hojas de consejos hasta ayudar a comprender los IEPs página por página. INCLUDEnyc incluso me ha referido a otras organizaciones y me han dado información de representación legal. Por ejemplo, pude ponerme en contacto con abogados pro bono en nombre de mi nieta con TDAH. A menudo llamo a la Línea de Ayuda para hacer preguntas y tener a alguien con quien hablar, como sus educadores Neil y Ruth. Donde quiera que vaya, donde quiera que mire, ¡INCLUDEnyc siempre está ahí!

Como resultado, me he convertido en una especie de embajadora no oficial de INCLUDEnyc. Mucha gente no sabe lo que hay allá afuera y es una lástima que no conozca estos recursos. Sin buscarlo, he llegado a ser percibida como la mediadora de servicios para discapacitados en mi comunidad, desde mis vecinos y amigos hasta mi yerno. INCLUDEnyc es el primer lugar al que recurro cada vez que surgen problemas de discapacidad para mí y mi comunidad. Cualquiera que venga a INCLUDEnyc, estará en buenas manos.